¿Cómo Inyectar a un Perro? Guía paso a paso

Si tu perro está enfermo y tienes la necesidad de inyectarlo tu mismo debes tomar en cuenta que hay dos tipos de  las subcutáneas y las intramusculares.

Inyectar a un perro tiene un método y no es lo mismo que hacerlo con una persona, así que es necesario que te capacites para hacerlo. 

Pero antes de empezar es importante que recuerdes que debes inyectar a un perro solo cuando un veterinario lo haya prescrito.

 

¿En qué consisten las inyecciones?

Consiste en aplicar una sustancia en el organismo bajo la piel con una jeringuilla. Hay muchos tamaños de aguja y diferentes grosores según el color de su base.

Aplicar un medicamento de esta manera puede representar un riesgo pues en ocasiones desencadena reacciones alérgicas y se requerirá pronta atención veterinaria. 

Por ello lo más recomendable no hacer esto solos en casa, al menos que el veterinario lo prescriba como puede ser el caso de un perro diabético.


     Artículo de Interés:     

¿Cómo Quitarle las Pulgas a mi Perro?


Tipos de inyecciones para perros

  • Inyecciones subcutáneas: Se administran bajo la piel y suelen aplicarse en zonas como el cuello, cerca de la cruz (zona del lomo entre las escápulas.)
  • Inyecciones intramusculares: Estas se ponen en el músculo, como el nombre lo indica, que es exactamente en la parte posterior del muslo.

¿Consideraciones generales para inyectar un perro?

Antes de inyectar se debe tener muy claro con qué tipo de inyección debe administrarse el medicamento, ya que no se utiliza la misma para subcutáneo que para intramuscular.

También debemos asegurarnos de que podremos mantener quieto a nuestro perro. Si lo necesitas puedes pedir ayuda para que sea más fácil y hay que tener en cuenta que el pinchazo puede resultarle doloroso y puede moverse demasiado.

Cómo Inyectar a un Perro

Solo se deben utilizar las jeringas y agujas que haya proporcionado el veterinario para que no haya errores al aplicar la inyección.

Sigue los siguientes pasos para preparar la aplicación:

  • Paso 1: Primero se debe cargar la jeringa con el medicamento, después voltea la aguja hacia arriba y aprieta el émbolo para sacar todo el aire que haya dentro de ella.
  • Paso 2: Desinfecta el lugar de la inyección antes de aplicar.
  • Paso 3: Antes de inyectar el líquido, cuando la aguja ya esté dentro debes tirar ligeramente del émbolo para comprobar que no sale sangre, esto indica que hemos pinchado una vena o arteria, en el caso de que salga se debe retirar la aguja y volver a pinchar.
  • Paso 4: Después de inyectar todo el medicamento se retira la aguja y por último debes frotar en la zona durante unos segundos para que este se extienda por completo.

Recuerda que estas indicaciones son muy generales y no pueden utilizarse en todos los casos.


     Artículo de Interés:     

¿Qué puede comer mi perro? Alimentos Sanos y Seguros


¿Cómo poner una inyección subcutánea a un perro?

Además de tener en cuenta las recomendaciones del apartado anterior, para saber cómo inyectar a un perro de manera subcutánea correctamente debes seguir estos pasos:

  • Paso 1: Con una mano toma un pliegue de la zona del cuello o la cruz de tu perro.
  • Paso 2: Introduce la aguja poco a poco atravesando la piel hasta la grasa subcutánea, para lograrlo debemos colocarla en paralelo al cuerpo del perro.
  • Paso 3: Una vez hecha la comprobación que mencionamos antes de que no sale sangre procederemos a inyectar el medicamento.

Si sigues estos consejos de forma adecuada aprenderás cómo inyectar insulina a tu perro si es diabético, ya que esta enfermedad requiere inyecciones recurrentes y por lo tanto nos tocará inyectarlo de acuerdo a las recomendaciones del veterinario.

La diabetes necesita de un control de las dosis de insulina y de dieta, este debe ser proporcionado por un veterinario, quien también debe explicar cómo se debe conservar y preparar la insulina y que se debe hacer en caso de sobredosis.

Lo anterior solo se puede evitar mientras sigas correctamente los días, horarios y formas de administración y utilices la jeringa adecuada.

En el siguiente video podrás ver cómo inyectar a un perro de forma subcutánea:

¿Cómo poner una inyección intramuscular a un perro?

Después de todo lo ya mencionado antes, por último te explico cómo inyectar a un perro de forma intramuscular, estas son las recomendaciones:

  1. El área que más se recomienda inyectar es en el muslo, entre la cadera y la rodilla.
  2.  Se debe tener en cuenta el área donde se encuentra el hueso para no errar y pinchar en ellos.
  3. Una vez que se haya introducido la aguja, se debe ir inyectando el medicamento lentamente y terminar el proceso en aproximadamente 5 segundos.

La inyección intramuscular es un poco más sencilla, pero todo dependerá de las indicaciones de tu veterinario y de que tu mascota se deje inyectar.

Ve el siguiente video para conocer cómo inyectar a un perro de forma intramuscular:

 

Conclusión: 

Ahora que ya sabes cómo inyectar a un perro, recuerda que solo debes hacerlo  bajo prescripción médica y debes estar bien capacitado, de lo contrario podrías afectar la salud de tu mascota.

Si tienes la necesidad de inyectarlo sigue los pasos que te mostramos en este artículo y recuerda, es mejor que tengas ayuda en caso de alguna emergencia. 

Para finalizar te dejo una lista de algunos de nuestros mejores artículos sobre el cuidado de tu mascota: 

Nos leemos la próxima ¡Saludos!

¿Por que no quiere comer mi perro?

¿Que hago si mi perro vomita?

¿Mi perro tiene pulgas, como se las quito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.