¿Cómo educar a un perro? Entrenamiento básico paso a paso

Un perro con buen comportamiento experimenta menos estrés, pues al trabajar constantemente en su educación comprenderás mejor sus necesidades. Es por esto que es importante que sea adiestrado correctamente.

Pero seguramente te has preguntado ¿Qué es lo que debe aprender un perro para ser considerado un perro educado?, pues aquí te tengo la respuesta. 

Primero debes conocer los adiestramientos básicos para saber como educar a un perro. Por eso aquí te diré cuáles son y cómo deben hacerse.  

 

Para antes de empezar

Saber como educar a un perro no es sencillo, así que primero prepara a tu perruno con estimulación mental, un perro mentalmente estimulado es un perro feliz. El ejercicio físico solo es una parte del estímulo positivo que debe recibir nuestro peludo. 

Si bien cómo dueña de ocho perrunos, me aseguro que reciban su dosis diaria de ejercicio físico, aunque solo esto no es suficiente para una estimulación realmente efectiva.

Los perros, al igual que los humanos, son vulnerables a la fatiga mental, incluso provoca más cansancio que un esfuerzo físico.

El estímulo mental es beneficioso para todo superlomito, en especial en perros hiperactivos, cómo Kuko un miembro de mi familia peluda, gracias a un estímulo mental simple, he logrado que tome una larga siesta, en su día a día y se sienta relajado y feliz. 

American Kennel Club nos comparte algunos de los juegos simples y divertidos para estimular mentalmente a nuestro perro y son los que te escribo a continuación:

1.- Pasear a tu perro

¡Pero no cualquier paseo! Dedica tiempo para una caminata adecuada en donde tu perruno deambule, huela, observe y socialice con otros perros. Tomate tu tiempo para este paseo, dedica al menos una hora diaria a esta actividad.

2.- Jugar al escondite

¡Si!, ese juego clásico que disfrutábamos tanto de niños. Para esta dinámica necesitaremos de la ayuda de un familiar o amigo. 

Escóndete en lugares de fácil acceso para tu mascota, cómo detrás de una puerta o del sillón. Después llama a tu perruno y observa sus ojos iluminarse al momento de descubrir tu escondite.

Te recomiendo mucho este juego, si tu perrito sufre de ansiedad y personalidad tímida. Al igual que los humanos, los lomitos requieren de estímulos positivos para un desarrollo integral y feliz.

 

Adiestramientos básicos

Ahora es momento de conocer algunos de los entrenamientos básicos que servirán para educar a un perro:

1.- Aprender su nombre

¡Has elegido el nombre perfecto! Una vez elegido el nombre de tu perro, comienza a enseñarle a tu can a responder asociando su nombre con algo positivo y agradable. 

Para este entrenamiento, la American Kennel Club nos guía paso a paso para lograrlo:

Paso 1. 

Espera a que tu peludito no te mire, luego di el nombre con tono amable y alegre. Tan pronto tengas su atención, refuerza con una palabra positiva “bien” o “excelente” y entrega la golosina como premio. 

Paso 2.

Si tu perro no responde o luce confundido, ve hacia una área pequeña evitando distractores. También intenta cambiar la golosina anterior por algo de mayor sabor u olor, no olvides siempre elógialo y reafirma la acción con una golosina.   

Continúa el refuerzo positivo con una golosina y repite el proceso varias veces al día.

Paso 3.

Una vez que responda a su nombre, es momento de subir el grado de complejidad. Muévete por el lugar y di su nombre, hasta que te mire a la cara y trata de que los premios sean intermitentes y agrega distractores.

La practica y el refuerzo positivo con elogios, harán que tú superlomito responda a su nombre, sin necesidad de golosinas.

2.- Ir al baño

Por lo general, un perro puede controlar su vejiga una hora por cada mes de edad. 

Humane Society menciona que un perro pequeño, de unos 2 meses de edad, puede controlar su necesidad de ir al baño aproximadamente dos horas. Si excedes este tiempo, es probable que tu can haga pipi en cualquier lugar, por eso haz lo siguiente:

Paso 1.

Sácalo con frecuencia, por lo menos cada dos horas y después de comer y beber agua.

Paso 2.

Elige el sitio correcto para que haga sus necesidades. Apóyate de su correa para mostrarle el sitio, premia a tu perrito cada vez que haga sus necesidades al aire libre. 

Paso 3.

Aliméntalo en horarios regulares y siempre recoge el plato del agua unas dos horas antes de dormir. 

La mayoría de los perros pueden dormir aproximadamente siete horas sin necesidad de ir al baño, así que es mejor no dejar líquidos a su alcance.


Artículos relacionados

Que puede y que no puede comer mi perro


 

3.- Caminar con correa

Antes de empezar el entrenamiento para caminar con correa, primero tienes que de dejar que se acostumbre al collar o arnés, intenta que lo use por periodos cortos en casa, de este modo lo asociará cómo algo bueno.

Para este entrenamiento se debe hacer lo siguiente:

Paso 1.

Primero debe aprender el comando “vamos” es un comando que yo uso y me ha sido muy útil, ya que mis peludos al oír esta palabra la asocian con una caminata fuera de casa. 

Paso 2.

En una zona tranquila con la correa y collar, menciona el comando, al momento en que el can reaccione y te mire premialo, después haz que venga a ti.

Paso 3.

Práctica dentro de tu casa, esto le servirá a tu perro a acostumbrarse a sentir la correa a su alrededor, puesto que en ocasiones ponérsela es un desafío. Vuelvo a hacer énfasis en que no olvides siempre elogiarlo y premiarlo. 

Paso 4.

Finalmente, llévalo afuera y después de mucha paciencia, tu superperruno está listo para dar sus primeros pasos fuera de su zona de confort. ¡Vamos! Con todo el ánimo es momento de nuevos desafíos. 

Al estar fuera de casa, tu perro conocerá nuevos olores, sonidos y vistas. Sé paciente y amable. 

¿Y qué tipo de correa es la ideal?

En este aspecto hay un mar de opciones, siempre busca correas que ofrezcan ciertas ventajas y que principalmente cuenten con las siguientes características:

  1. Hecha de material no irritante
  2. Lavable
  3. Largo y ancho
  4. Trenes contra tirones
  5. Fácil de poner/quitar
  6. Ajuste cómodo
  7. Fácil de utilizar y ajustar

Antes de comprar, compara diferentes correas y no pierdas de vista los puntos mencionados. 

4.- Socializar

Algunos perros son más sensibles y receptivos, esto significa que puedes ayudar a tu peludo a socializar desde temprana edad.

Los paseos diarios son el excelente escenario para que conozca nuevas vistas, olores, sonidos, otros perrunos y humanos. Observa el comportamiento de tu can, así como su forma de abordar estos nuevos escenarios.

Con humanos

Paso 1.

Lleva a tu can a lugares donde pueda convivir con gran número de personas, debes mantenerte tranquilo y seguro si tu can comienza a asustarse.

Paso 2.

Mantén a la vista las manos de la gente que llegue a acariciar a tu peludo y siempre, al finalizar el paseo, da una premio. Refuerza los paseos y el contacto con gente diferente, haz de esto algo cotidiano. 

De acuerdo a la Escuela de Medicina Veterinaria, “Los perros no socializados tienen 580 veces más probabilidades de volverse agresivos”.

Con otros perros

Los parques para perros son una excelente manera de ayudar a tu perro a socializar con otros perros, haz un paseo y realiza lo siguiente: 

Paso 1.

Cuando tu perruno socialice con otro can dale una golosina y felicítalo. Esto ayudará a que poco a poco tu cachorrito se desenvuelva mejor con otros perros y hasta encuentre a su Bestfriend.

Paso 2. 

Si ladra o se comporta de manera inadecuada, evitar los regaños o tirar de la correa, pues le estaríamos generando una experiencia negativa. Lo mejor es caminar hacia otra dirección para que tu peludo pueda calmarse.

Estas son las mejores formas en que puedes ayudar a tu perro a mejorar sus habilidades sociales con todos los seres.

 

5.- Establecer una rutina

Puede que este no suene a un entrenamiento común para un can, pero este requiere de una estructura para su día a día y establecerle una rutina, le enseña que hay momentos para comer, hacer sus necesidades, jugar y descansar.

Humanesociety, nos brinda excelentes pasos para crear la rutina de nuestra mascota:

  • Saca al patio a tu perro con frecuencia, al ​​menos cada dos horas, e inmediatamente al despertar y después de comer o beber.
  • Elige un lugar exterior para ir al baño. Apóyate de su correa para llevarlo al sitio específico. Recuerda el refuerzo positivo. Una vez hechas sus necesidades, premialo jugando con él y comiencen con su caminata diaria. 
  • Establece un horario recurrente para que sus comidas, caminatas y juegos.
  • Recoge el plato de comida una vez haya comido tu can.
  • Pequeños pasos, van generando una rutina en él.

Recuerda que estos entrenamientos son para conocer cómo educar a un perro con lo básico que debe saber para qué pueda comportarse tanto en interiores como en exteriores, ya que existen otros quizá más exhaustivos y extensos que sean para perros más inquietos o agresivos.

Y otra cosa importante que debes saber es que antes de llevar a cabo cualquiera de estos adiestramientos tienes que conocer el entrenamiento básico con comandos, lee sobre esto en nuestro artículo ¿Cómo entrenar a un cachorro desde cero?

Has realizado ya algunos de estos con tu perruno, platícame cómo te fue en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.