¿Por Qué mi Perro No Quiere Comer?

Las causas por las que tu perro no quiere comer pueden variar.

Pueden ser desde aburrimiento hasta alguna obstrucción intestinal que es causada por consumir alimentos que no son aptos para perros. 

Si tu perro no quiere comer esto  puede provocarle serios  problemas de salud. Por ello es importante identificar las causas para darle solución. 

Hay 6 causas principales que pueden provocar que tu perro no quiera comer, son las siguientes: 

 

6 probables razones por las cuales tu perro no quiere comer

 

1. Cambios en su dieta

Si le cambiaste repentinamente su dieta o modificaste las proporciones que le dabas, esto puede que esté causando su falta de apetito. 

Los perros requieren de un proceso lento para acostumbrarse a nuevos hábitos de alimentación, por ello es importante que cuando hagas cambios en tu alimentación lo hagas poco a poco.

Primero prueba mezclar su alimento actual con el nuevo para que se vaya acostumbrándose al sabor y no sienta las diferencia. 

El la siguiente infografía puedes ver un esquema de alimentación:

 

mi Perro No Quiere Comer. Como hacer el cambio de alimento de mi perro

No olvides que debes de darle de comer a un mismo horario, esto también ayuda a su adaptación. 

Si tu perro es cachorro y has notado que el alimento que actualmente le das no le gusta, puedes optar por mejores marcas. Aquí te dejo la evaluación que hice de las mejores croquetas para cachorro. 

 


    Artículo de relacionados:    

¿Cada cuándo debes bañar a tu perro? Aquí te lo contamos.


 

2. Estrés o aburrimiento

El estrés o aburrimiento ocurren cuando hay algún cambio de casa, te ausentas más tiempo de lo normal o simplemente el que no esté suficientemente estimulado, todo esto puede causar falta de apetito. 

Al igual que las personas, los perros tienen un proceso de adaptación, por ello les lleva algo de tiempo sentirse cómodos en un nuevo hogar o con la compañía de alguna otra persona o mascota. 

Para calmarlo interactúa más con él, también  puedes intentar dándole algunos premios o alimentos adicionales que le gustes. En este articulo puedes conocer que alimentos puede comer tu perro.

 

3. Enfermedad

Si tu mascota sufre de dolor, tiene una infección o si tuvo una cirugía recientemente  puede que genere rechazo hacia la comida.

Si notas que tu perro se mueve lento, siente dolor o simplemente lo notas triste, es mejor que acudas con un veterinario para que le realicen un chequeo e identifique el padecimiento. 

 


Artículos relacionados

Cómo inyectar a tu perro. Guía paso a paso


 

4. Época de celo

El amor suele ser muy fuerte y puede hacer presa a las mascotas. Entrar en celo suele causar que su apetito disminuya, esto es más común en las hembras, pero algunos machos también pueden padecerlo. 

En esos momentos su mayor interés está en la cruza, ya que esta necesidad fisiológica  se vuelve más intensa e importante que el alimentarse. 


    Artículo de interés:      

¿Por Qué Vomita mi Perro?  La guía que estabas buscando

Alimentos que no debe comer tu perro

¿Qué pueden comer los perros?


5. Obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal en un perros causa un bloqueo el cual no permite que la comida ni los líquidos pasen a través de su intestino. Es un problema muy común, pero debe tratarse rápidamente ya que puede causar serias complicaciones.

Esta es una condición muy grave y el no comer es uno de los síntomas.

Una de las principales causas de la obstrucción intestinal  es que tu mascota se haya tragado algún objeto, por ello es muy importante que lo lleves al veterinario inmediatamente.

 

6. Ingesta de medicamentos

Si tu perro está bajo tratamiento veterinario y has notado que no quiere comer, es probable que sea debido al medicamento. 

En este caso no dejes pasar mucho tiempo, mantenlo bien hidratado  y consulta con su médico veterinario para saber si esto es algún efecto secundario de los medicamentos. 

 

Resumen ¿Por Qué mi Perro No Quiere Comer?

Es importante siempre mantenerte al tanto de los cambios en la rutina de tu mascota, su comportamiento o alimentación y ante cualquier duda, siempre consulta con el veterinario.

Recuerda que con tus cuidados, siguiendo las instrucciones del médico y tu paciencia, en poco tiempo comerá y volverá a ser tu mascota de siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *